Entendiendo el jailbreak

septiembre 26, 2012 on 8:19 pm | In Gadgets, Hacks, Software | 3 Comments

Elro AB440S/3C – Enchufes con manejo remoto (3 unidades) y mando a distancia (importado de Alemania)

Todos hemos escuchado los conceptos de “jailbreak” y “rootear” relativos a teléfonos iphone y android respectivamente o incluso “unlock” relativo a  ambos, pero, ¿realmente sabemos lo que significan y sus implicaciones? Con este post vamos a intentar aclararlos así como entender un poco más la filosofía de ambos terminales. No trataré otros teléfonos como Symbian o windows phone ya que no he trasteado con ellos y no tengo el conocimiento necesario (lo cual por supuesto no quiere decir sea un experto en iphone y mucho menos en android).

 

Empecemos por el concepto más fácil, el unlock. Cuando compramos un terminal móvil, tenemos dos opciones, comprarlo libre, o comprarlo bloqueado a una determinada compañía. Veamos ambos casos:

  • Libre: Comprar un terminal libre significa que podemos usarlo con cualquier compañía proveedora de servicios móvil, esto es, podemos introducir en el cualquier tarjeta SIM y el teléfono funcionará sin mayor complicación. Podemos introducir una tarjeta SIM del operador A, funcionando el teléfono perfectamente, o por ejemplo si viajamos al extranjero y queremos poder hacer llamadas sin tener que pagar roaming podemos introducir una tarjeta del operador B y el teléfono seguirá funcionando sin problemas.
  • Bloqueado: Comprar un terminal bloqueado, significa que el terminal sólo funcionará con una tarjeta SIM del operador al cual se encuentra bloqueado. Si insertamos una tarjeta SIM de un operador diferente el teléfono no arrancará y por supuesto no podremos hacer llamadas ni conectarnos a la red de datos.

Cuando compramos un teléfono subvencionado por una compañía, normalmente implica que dicho teléfono esta bloqueado para dicho operador, con lo que no podremos insertar en el otra una tarjeta de otro operador diferente. Aquí es donde entra el concepto de unlock. Hacer unlock a un teléfono quiere decir que vamos a convertir un teléfono bloqueado en un teléfono libre. Si hemos comprado el teléfono libre (y por lo tanto más caro) no debemos preocuparnos nunca por este concepto. Incluso si lo hemos comprado bloqueado pero no necesitamos usarlo con otro operador tampoco hemos de preocuparnos. Pero, si tenemos un terminal bloqueado y queremos usarlo con un operador diferente tenemos que hacer unlock de dicho teléfono para poder usarlo.

Ahora veamos como gestionan el unlock los iphone y el resto de teléfonos (al menos de los que yo conozco).

  • Los teléfonos no iphone, cuando se fabrican y se les mete el software se les marca en su interior si son libres o bloqueados. Para desbloquearlos hay que conseguir entrar en cierta posición de memoria del teléfono y marcarle como libre. Por supuesto esto también se puede hacer introduciendo un código en el teléfono que suele facilitar el operador que ha hecho el bloqueo una vez acabada la permanencia firmada en el contrato. Resumiendo podemos hacer el unlock de un terminal android (o casi todos menos el iphone) modificando una posición en memoria o introduciendo el código suministrado. Para marcar esa posición de memoria es necesario usar programas específicos que nos harán el trabajo, usar cables especiales o incluso a veces es necesario tocar algún chip interno en el teléfono. Una vez hecho esto el teléfono nos queda libre (unlock) para siempre. Normalmente cualquier tienda especializada en teléfonos es capaz de hacer este unlock a casi todos los teléfonos a cambio de un cierto precio que varía en función de la complejidad de la tarea.
  • Los iphone, cuando son entregados al usuario final aun no tienen programado internamente si son libres o no, lo que hace Apple es mantener unos servidores centrales donde tiene emparejados los números de serie (en verdad creo que lo que guarda es el UUID pero lo que nos importa es el concepto) de los teléfonos así como su estado (libre o bloqueado, y si está bloqueado el detalle de que operador). Por eso según  compramos un teléfono iphone no puede ser usado si antes no se conecta a Internet, bien mediante una red wifi bien mediante conexión a nuestro odiado itunes. Sin esa conexión no sabe si es libre o no y por ello directamente no arranca hasta que la conexión es realizada. En dicha conexión ataca a los servidores y pregunta si es libre o bloqueado y configura el terminal acorde la situación. Cada vez que restauramos el teléfono, el proceso se repite. Incluso cuando el teléfono se rompe y es sustituido por otro, lo que hace Apple es actualizar los servidores centrales con el nuevo numero de serie (UUID) asociado al estado que tenía el teléfono sustituido para que siga en la misma situación. Para liberar un iphone, es necesario modificar el servidor central donde se guarda el estado, cosa que en principio sólo pueden hacer los operadores cuando ellos deciden desbloquear un teléfono. En las primeras versiones existían formas de modificar la programación interna del teléfono para saltar esta comprobación pero a día de hoy no se ha conseguido hacer unlock a un iphone 4 con versiones recientes y mucho menos a un iphone 4s o iphone 5.

 


 

Ahora vamos con el jailbreak. Los iphone son unos terminales que por debajo corren un sistema operativo basado en BSD (UNIX) y que Apple blinda al máximo en arras de controlar la seguridad y el buen funcionamiento. Dicho blindaje se basa en que sólo hay una aplicación en el teléfono que puede instalar otras aplicaciones, la APP Store. Además todas las aplicaciones instaladas tienen que venir obligatoriamente firmadas por apple, sin dicha firma el teléfono se niega a ejecutarlas. Por lo tanto estamos obligados a instalar aplicaciones descargadas a través del APP Store (o itunes). Como añadido, Apple por supuesto tiene un control absoluto sobre que aplicaciones admite y cuales no en la APP Store, por lo que una aplicación que a los usuarios podría resultar muy interesante, si Apple unilateralmente decide que no admite dicha aplicación, no podremos instalarla porque no pasara sus controles.

Pues bien, con jailbreak lo que hacemos es modificar parte del sistema operativo para que no verifique las firmas de las aplicaciones y además instala una aplicación más que permite instalar otras aplicaciones, Cydia. Por supuesto una vez rota la barrera ya no hay límite y cualquier aplicación que instalemos es libre de instalar otras ya que no hay ningún control (ni siquiera de firmas). Tenemos por tanto un mercado secundario de aplicaciones no aprobadas por Apple y que podemos instalar a través de Cydia. Entre dichas aplicaciones podemos encontrar aplicaciones gratis, aplicaciones de pago, aplicaciones piratas (copias de la app store pero sin pagar) e incluso virus y troyanos si no andamos con mucho cuidado. Aquí ya entra el sentido común de cada uno decidiendo que es lo que instala y que es lo que no. Si te entra la locura y te lias a probar aplicaciones sin control tu teléfono podría llegar a funcionar mal (recuerda que ya Apple no verifica que cada aplicación hace lo que dice y no interfiere en las demás), espiar todo lo que haces, o incluso hacerte llamadas a teléfonos de tarificación especial sin tu consentimiento. Yo soy defensor del jailbreak, pero está claro que no puedes ir instalando todo lo que veas por ahí ya que puedes llevarte alguna sorpresa. En algún post más adelante verificaremos como puedes revisar tu teléfono con jailbreak para verificar que no tienes alguna aplicación haciendo cosas incontroladamente…

Existen dos modalidades del jailbreak, tethered y untethered. La primera de ellas, tethered, implica que si apagas el teléfono (o se te gasta la batería), el teléfono no arrancara de nuevo hasta que lo conectes a un ordenador y realices parte del proceso de jailbreak de nuevo (hablamos de menos de 1 minuto). La segunda, untethered, se mantiene sin problemas aunque apaguemos el teléfono. Las versiones tethered salen primero (son mas sencillas de realizar) y según los desarrolladores encuentran más bugs dan salida a la untethered. El algunas ocasiones se ha presentado también una versión semitethered que permite arrancar el teléfono en caso de que se apague permitiéndote hacer las cosas mínimas (llamar, sms,…) aunque por supuesto no ejecutar aplicaciones no firmadas.

¿El el rootear de los android equivalente al jailbreak? Los teléfonos android no tienen la limitación comentada anteriormente de los iphone y pueden ejecutar cualquier aplicación independiente de donde venga, por lo que podemos decir que los android ya están jailbreakeados de fábrica. Por lo tanto si descuidas la procedencia de las aplicaciones (o a google se les escapa alguna) puedes encontrarte con los mismos problemas que en un iphone jailbreakeado. Pero aunque se pueda ejecutar cualquier aplicación, hay ciertos parámetros de sistema que no pueden ser modificados por estas ya que son considerados de sistema y requieren accesos privilegiados (root). Rootear el teléfono es conceder permiso a modificar esos parámetros de sistema a las aplicaciones a las que concedas el acceso root. Esos accesos pueden ser tan simples como encender el flash de la cámara para hacer una linterna, permitir configurar el puerto USB en modo host para controlar un disco duro externo o incluso hacer un backup completo del equipo.

Al hacer un jailbreak también va implícito el tener acceso root por lo que no existe el acceso root en un iphone.

No voy a entrar en el detalle de como se hace el unlock, jailbreak o root ya que hay cientos de páginas comentándolo y además es un procedimiento muy dinámico y que cambia de versión a versión y escapa a lo que quería contar aquí.

MIFI Huawei E5331, comparte 3G mediante WIFI

septiembre 22, 2012 on 9:41 pm | In Gadgets | 4 Comments

Hace mucho que no tenía un cacharrito sobre el que hablar en el blog, pero esta semana me he comprado un MIFI Huawei E5331 que paso a comentar.

¿Quieres comprar uno igual? En Amazon puedes.

El gadget en cuestión es capaz de conectarse a la red 3G a una velocidad de hasta 21Mbps en bajada y hasta 6Mbps en subida y compartir dicha conexión vía wifi para que varios dispositivos puedan usar esta conexión de manera simultánea. Por supuesto necesita una tarjeta SIM con tarifa de datos activa, aunque en mi caso le he metido una tarjeta microsim sin mayor problema ya que aunque sobra espacio por los lados tiene una pestaña que la aprieta quedando muy ajustada y no se mueve. El modelo que he comprado es libre, con lo que le puedo conectar la tarjeta SIM de cualquier operador, lo que viene muy bien para usarlo en los viajes en el extranjero comprando una tarjeta SIM prepago de datos de un operador local y disponer de la tan ansiada conexión a Internet a un precio reducido…

Aunque en la mayoría de reviews que he visto por Internet e incluso en las especificaciones de algunas tiendas pone que soporta hasta 10 usuarios simultáneos, solo soporta 5 usuarios (al menos con la última versión de firmware). La batería dura unas 5 horas y se carga mediante un cable estándar micro USB en aproximadamente una hora y media. En ebay tenemos baterías extras (tipo HB4F1) por menos de 3€ por lo que yo ya he comprado un par de ellas más por si necesito más de 5 horas de autonomía.

El funcionamiento es realmente sencillo y no requiere prácticamente nada de configuración, metes la SIM, enciendes el MIFI y desde tu teléfono, portátil, o cualquier dispositivo sólo tienes que buscar la red wifi introducir la password y ya estás conectado. Si la tarjeta tiene PIN deberás conectarte vía web al MIFI para introducirlo por lo que es totalmente recomendable tener el PIN desactivado, aunque si lo pierdes debes asumir que te podrían vaciar la tarifa de datos… Vía web también puedes configurar otras opciones como el nombre de la red wifi, el tipo de encriptación (WPA/WPA2/ninguna), los filtros de MAC, el tipo de WIFI (b/g/n/mixto), si quieres que el router se pueda conectar en roaming internacional, el APN del operador, el rango del DHCP por si quisieras cambiarlo (192.168.1.x por defecto siendo el la .1), cambio de pin, firewall, abrir puertos TCP/UDP, cambio de password del acceso web y el manejo de los mensajes SMSs.

El MIFI es lo suficientemente pequeño para llevarlo en un bolsillo sin darte cuenta, y mucho menos si lo metes en una mochila o similar. Al estar un rato encendido se le nota caliente al tacto aunque sin llegar a ser incómodo. Sólo tiene un pulsador que sirve para encenderlo y apagarlo y dispone de 4 leds que nos indican si el MIFI está encendido (en verde la batería esta bien, parpadeando se está cargando y  en rojo está en las ultimas), si el wifi está encendido,  la cobertura en 3G (bien en verde, poca en naranja, ninguna en rojo), y si tenemos SMSs sin leer.

En mi caso concreto no se conectaba a la red 3G porque decía que estaba fuera de mi red y tendría que hacer roaming por lo que tuve que indicarle que se conecte en roaming internacional, supongo que debe ser algún fallo en el firmware que no identifica bien los OMVs. Uso la red móvil de ONO (que a su ves usa la de Movistar).

La cobertura es bastante buena, no llega a la un router WIFI, pero se acerca bastante, no llegando a presentar problemas para dar cobertura a una casa normal.

Por problemas que no vienen a cuento,  no puedo tener 3G en mi tarifa principal, y el MIFI me viene de perlas para suplirlo y dar wifi además al resto de dispositivos que llevo conmigo así como los de mi pareja, y todo con sólo una tarifa de datos. La mayor parte de tiempo estoy con cobertura WIFI (trabajo y casa) y con este dispositivo cubro el resto del tiempo. Si no tienes WIFI la mayor parte de tiempo, este aparato no es para ti ya que su autonomía no es suficiente y tendrías que estar pendiente de cargarlo o cambiarle la batería… Como he comentado antes, también es muy útil en los viajes al extranjero usando una SIM local.

He probado otras soluciones como la de compartir la conexión 3G por WIFI del iphone y no es una solución viable ya que la batería dura más o menos parecido y si dejas de usarlo durante un mínimo tiempo se desconecta teniendo que volver a activarlo manualmente. En el MIFI también se puede configurar el tiempo de inactividad tras el cual se apaga, pero poniéndolo en 10 minutos es lo suficientemente alto para que no se apague nunca si tienes un ipad/iphone conectado (con el iphone en 3 minutos ya estás sin wifi).

El precio en casi todas las tiendas supera los 100€ pero encontré una oferta en amazon por unos 60€.

Como curiosidad he recordado un artículo que escribí en 2006 con el equivalente a esta tecnología que se usaba en esos tiempos, una tarjeta PCMCIA GSM que aun guardo por ahí, que era capaz de darnos hasta 53kbps con un precio de 200€ y ni mencionar las tarifas de aquellos días… Interesante lo que puse como ventaja de aquel dispositivo “Velocidad muy aceptable”, que cuando menos debería hacernos reflexionar al compararlo con los 21Mbps que tenemos ahora que son,  ¡¡¡¡¡casi 400 veces más!!!!!!

Las especificaciones en la página del fabricante son las siguientes:

Dimension (L × W × H) 92.8mm × 60.0mm × 12.8mm
Weight about 82g (including battery)
HSPA+ (DL) data service of up to 21 Mbit/s
HSPA+ (UL) data service of up to 5.76 Mbit/s
HSDPA (DL) data service of up to 14.4 Mbit/s
HSUPA (UL) data service of up to 5.76 Mbit/s
UMTS data service of up to 384 kbit/s
EDGE data service of up to 236.8 kbit/s
GPRS data service of up to 85.6 kbit/s
PS domain data service based on UMTS and GSM
SMS based on CS/PS domain of GSM and UMTS
Wi-Fi 802.11b/g/n
Built-in DHCP Server, DNS RELAY and NAT
Plug and Play (PnP)
USB Extension Cable, easy to connect
Standard Micro USB interface
LED indicators
Built-in UMTS and WLAN high gain antenna
Windows XP, Windows Vista, Windows 7, MAC OS X 10.5, 10.6 and 10.7

Powered by WordPress with Pool theme design by Borja Fernandez.
Entries and comments feeds.